Parque del Retiro, Madrid.

El Parque del Buen Retiro es uno de los pulmones verdes, que conforman el rico patrimonio natural de Madrid.

El Parque tiene su origen entre los años 1630 y 1640, como terrenos para el recreo de la Corte y donde se inició la construcción del Palacio del Buen Retiro como segunda residencia real.

El rey Carlos III fue el primero en permitir el acceso de los ciudadanos al recinto, siempre que cumpliesen con la condición de ir bien aseados y vestidos.

Tras la revolución de 1868, las puertas se abrieron a todos los ciudadanos y se edificaron el Palacio de Cristal. Un pabellón estufa, en el que mostrar la fauna de la que por aquel entonces, era colonia española.  Está construido casi en su totalidad en hierro y cristal, también se construyó el Palacio de Velázquez o  Casa de Vacas,  esta última como vaquería y despacho de leche por el que pasaban madrileños del pueblo, nobles y reyes a ver las vacas y a disfrutar de un vaso de leche recién ordeñada, en la actualidad se albergan exposiciones culturales.  En 1935 fue declarado Jardín de Valor Histórico Artístico.

SAMSUNG DIGITAL CAMERASAMSUNG DIGITAL CAMERASAMSUNG DIGITAL CAMERASAMSUNG DIGITAL CAMERASAMSUNG DIGITAL CAMERASAMSUNG DIGITAL CAMERASAMSUNG DIGITAL CAMERASAMSUNG DIGITAL CAMERASAMSUNG DIGITAL CAMERASAMSUNG DIGITAL CAMERASAMSUNG DIGITAL CAMERASAMSUNG DIGITAL CAMERASAMSUNG DIGITAL CAMERASAMSUNG DIGITAL CAMERASAMSUNG DIGITAL CAMERASAMSUNG DIGITAL CAMERASAMSUNG DIGITAL CAMERASAMSUNG DIGITAL CAMERASAMSUNG DIGITAL CAMERASAMSUNG DIGITAL CAMERASAMSUNG DIGITAL CAMERASAMSUNG DIGITAL CAMERASAMSUNG DIGITAL CAMERASAMSUNG DIGITAL CAMERASAMSUNG DIGITAL CAMERASAMSUNG DIGITAL CAMERASAMSUNG DIGITAL CAMERASAMSUNG DIGITAL CAMERASAMSUNG DIGITAL CAMERASAMSUNG DIGITAL CAMERASAMSUNG DIGITAL CAMERASAMSUNG DIGITAL CAMERASAMSUNG DIGITAL CAMERASAMSUNG DIGITAL CAMERA

El misterio más conocido acerca del Parque del Retiro es la estatua del Angel Caido (impresionante ese Lucifer caido a los infiernos, al atardecer).
¿Es solo una casualidad que esté a 666 metros sobre el nivel del mar? (un simple móvil con GPS basta para comprobarlo). Este hecho y que fué lugar de reunión de alguna secta ocultista o satánica le otorgan cierto halo misterioso.
Aunque no es el único monumento dedicado al demonio en el mundo como se suele decir, sí que es uno de los sitios más fotografiados de Madrid.

Pero no es la única leyenda del Retiro…

El Retiro madrileño tiene otros misterios, en concreto, un duende. Que tiene su estatua sobre una antigua jaula de piedra de la Casa de Fieras, o sea el antiguo zoo.

Dice la leyenda que Felipe V gustaba de dar paseos por el Retiro, que era entonces jardín de uso real. A veces, cambiaban como por arte de magia tooodas las flores de su recorrido, cada vez eran distintas y de una gran belleza, justo cuando se aparecía un pequeño ser de rasgos deformes que se escabullía entre la maleza y al que era imposible atrapar. Pronto le apodaron como El Duende del Retiro. De él tambien se dice que se aparecía a las parejas de enamorados… y siempre que su amor fuese verdadero florecían las plantas en Otoño.
Sentado sobre la antigua jaula de los leones, parece que se ha escapado de su encierro y se ha subido a tocar la flata.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *